Top Menu

Lo que debes saber antes de trabajar en casa (y que nadie te dijo)

Lo que debes saber antes de trabajar en casa (y nadie te dijo)

Por Ros

Publicado en , | Tags : , , , ,

 

Qué envidia me das… trabajas en casa, decides tus horarios, no tienes que desplazarte para ir a la oficina… ¡ni siquiera tienes que maquillarte cada día y subirte a unos tacones!

Cierto, aunque no del todo.

Quiero decir que sí, trabajo en casa.

O en un parque, o en una cafetería, o estando de viaje.

¿El único requisito? Tener Wi-Fi.

Y si no hay ninguna red a la vista, puedo compartir la conexión de mi móvil y con eso me apaño.
 

Y decido mis horarios.

Correcto.

Aunque tal vez te sorprenda saber que mi despertador suena cada día, de lunes a viernes, a las 6:00 a.m.

Sí, sí, voluntariamente.

Nadie va a pedirme que encienda el ordenador a esa hora. Es cuestión de autodisciplina.

Bueno, y de saber que soy sumamente productiva en las primeras horas del día. Y eso hay que aprovecharlo.

Habitualmente, utilizo ese momento del día para trabajar en proyectos propios, escribir posts y cursos.

A partir de las 9:30 se rompe el silencio: llamadas, emails, Whatsapps…

Pero antes, break time. ¡Hora del desayuno! Una comida imprescindible a la que durante muchos años no le presté la debida atención :(

 

No tengo que desplazarme para llegar a la ofi.

Efectivamente.

Hay personas que dedican 2 o 3 horas al día a esto. Especialmente en grandes ciudades.

Si trabajas en el mundo digital, puedes aprovechar esos desplazamientos para leer y contestar emails, escribir un post, leer las noticias del día o tuitear un rato.

Si tienes que conducir, obviamente, no hay nada que hacer. Céntrate en la carretera y pon el móvil en silencio y fuera de tu alcance. ¡Es lo más seguro!

En mi caso, me “ahorro” muchos desplazamientos cotidianos pero también tengo reuniones físicas con clientes (cada vez menos, porque intento que la mayoría sean por Skype).

 

No tengo que maquillarme ni subirme a unos tacones.

Con matices.

Trabajar en casa no quiere decir levantarse de la cama, lavarse la cara y sentarse frente al ordenador en pijama.

Y si no, que se lo digan a Carrie Bradshaw :P

Trabajar en casa, es trabajar.

Y precisamente por eso, hay que adoptar esa actitud.

Nada de pijama y pantuflas.

Me levanto, me ducho y me visto como si fuera a salir de casa.

Y los días que tengo reuniones por Skype, que suelo concentrar en días concretos, me maquillo.

 

Cualidades imprescindibles para trabajar en casa.

Ahora bien, ¿trabajar en casa está hecho para todo el mundo?

Rotundamente no.

Así que vamos a repasar los “must”, si quieres ser una Work at Home Woman.

 

1. Autodisciplina.

Im-pres-cin-di-ble.

Es necesaria para fijar una jornada laboral con principio y fin.

El entusiasmo inicial te puede hacer caer en un bucle infinito, con jornadas interminables.

Y si además haces algo que disfrutas y te divierte, poner límites se complica bastante.

Pero debes hacerlo, aunque te cueste horrores.

 

2. Capacidad de concentración.

Si has trabajado anteriormente en un despacho abierto con otras personas, probablemente estés acostumbrada al ruido ambiental, a los susurros y a las continuas interrupciones de tus compañeros.

En casa tendrás otro tipo de distracciones como la televisión encendida en la habitación de al lado, los niños jugando y correteando, la nevera a dos pasos (o diez) de tu mesa de trabajo, etc, etc, etc.

 

3. Organización.

Tú decides tu horario, y también estableces las prioridades en tu día a día.

Si trabajas por proyecto, como es mi caso, tendrás que coordinarte con otras personas y fijar fechas de ejecución de cada una de las fases.

No te separarás de tu calendario.

Garantizado.

 

 

4. Tolerancia a la soledad.

Aunque vivas en familia, durante la jornada laboral vas a pasar mucho tiempo sola.

Cuando necesites tomarte un descanso (cada 2 horas es lo ideal), no tendrás a una compañera en la mesa de al lado con la que comentar lo que has hecho este fin de semana.

No podrás intercambiar impresiones sobre cómo va el proyecto con nadie.

Ni consultar dudas.

Ni siquiera cotillear sobre el modelito de Ana o el tonteo entre María y Pedro :P

Si no te gusta pasar mucho tiempo sola, o si eres un ser súper social y necesitas tener bullicio a tu alrededor, no, trabajar en casa no es para ti.

 

5. Versatilidad.

Trabajar sola en casa te obligará a convertirte en una “mujer orquesta”.

Sobre todo si estás empezando y tus recursos económicos son limitados…. ejem…

Aprenderás a hacer un poco de todo, te convertirás en una googleadora experta y te sentirás súper satisfecha con cada problemilla que seas capaz de resolver.

Conforme tu negocio vaya creciendo tendrás que hacer un repaso exhaustivo de todas las tareas de tu día a día y reorganizarte para ser más productiva.

En ese punto, pregúntate:

¿Qué sabes hacer súper bien, de manera ágil y además te gusta? Continúa haciéndolo.

¿Qué sabes hacer bien, no eres demasiado ágil, pero te gusta? Lo tendrás que delegar, aunque te duela.

¿Qué te cuesta muchísimo tiempo y además no te gusta nada? Lo hará otra persona por ti, y tú estarás feliz como una perdiz :)

 

 

6. Fuerza de voluntad.

Tendrás que decir que no a muchas tentaciones.

Unas tendrán forma de picoteo y Coca-Cola entre horas, otras serán llamadas de tu madre o una amiga durante tu jornada laboral y otras tendrán forma de programa o serie de televisión que te encanta.

Y tendrás que decir que NO.

De hecho, si las personas de tu entorno no trabajan en las mismas condiciones que tú (lo que es bastante probable) te mirarán con mala cara cuando les digas:

Ahora no puedo hablar. Te llamo a partir de las 19:30, cuando acabe.

Pero, ¿no estás trabajando en casa? Hija, si no tienes a nadie que te controle ni nada… Cómo eres…

Sí, cómo eres. Eres una campeona con mucha fuerza de voluntad :)

 

7. Pro-Actividad.

¿Estás siempre dispuesta a actuar? ¿O necesitas que te digan lo que debes hacer?

¿Entiendes que eres responsable de cada cosa que haces? ¿O tiendes al dramatismo y prefieres culpar al mundo de tus males?

¿Tienes energía positiva para dar y regalar? ¿O necesitas que alguien te insufle esa energía?

Para trabajar en casa, más vale que hayas elegido la opción 1 en cada pregunta.

Vas a necesitar ser proactiva y activa. Las dos cosas.

Proactiva para buscar clientes, finalizar los proyectos en plazo, evolucionar con propuestas nuevas, idear soluciones para superar las pequeñas dificultades del día a día, etc.

Y activa porque trabajar en casa puede meterte en una espiral de dejadez, desgana y vagancia.

El sedentarismo es un enemigo a vencer.

Nada saludable y cero sexy ;)

***

Y visto lo visto, ¿estás hecha para trabajar en casa?

¿No? Bueno, si aún así quieres emprender y ser independiente, hay soluciones.

¿Cuáles? Te las cuento en mi próximo post.

Hasta entonces, cuéntame qué te parece más difícil de trabajar en casa y qué es lo que más te gusta.

¡Te leo en los comentarios!

 
¿Quieres que te ayude a mejorar tu presencia digital, conectar emocionalmente con tus clientes y vender más a través del canal online? Apúntate ahora a la lista de acceso preferente al Programa de “Mentoring para Emprendedoras Digitales”. Te avisaré en cuanto abramos inscripciones para 2018 (plazas limitadas).

Mentoring para emprendedoras 40+

Sobre Ros

Dicen que su capacidad para desarrollar un concepto de la nada y transformarlo en un negocio triunfador, es única. Nacida para emprender, Ros se lanza a cada proyecto siempre con una sonrisa, porque está convencida de que en esta vida hay que hacer las cosas con ilusión, buen humor (el suyo, dicen que es algo inglés), y respeto por los demás. Le fascina Internet porque tiene el "superpoder" de acercar el conocimiento y las personas entre sí como nada ni nadie. No cree en las distancias, y está convencida de que uno puede sentirse cerca de quien quiera, esté donde esté. La aventura de la Re-invención a los 40 le está resultando súper emocionante. Y quiere más.

¿Te ha gustado? Compártelo ;)

7 reflexiones en Lo que debes saber antes de trabajar en casa (y nadie te dijo)

  1. Avatar
    Patricia Responder 3 enero, 2016 at 10:49 am

    Pero qué bien explicado!
    Yo trabajo unos días fuera de casa (la mayoría) y algunos en casa. Y cuando eso ocurre incumplo montones de tus reglas. Pero esto va a cambiar ;)
    Me encuentro en momento de crecer y cambiar y sé que me vais a ser de mucha ayuda =)
    Besos y gracias por dar forma a una fuente de inspiración y ayuda que tantas mujeres necesitan (necesitamos!).
    Pat.

    #
    • Ros
      Ros Responder 3 enero, 2016 at 7:19 pm

      Hola Pat! Muchas gracias por participar en #40yqué ;)
      Lo cierto es que trabajar en casa puede ser ideal para muchas mujeres, pero a menudo se pasan por alto algunos “pequeños detalles” que hay que dominar para que la experiencia sea positiva y productiva.
      Estamos encantadas de aportar nuestro granito de arena a tu proceso de re-invención!
      Besos, Ros.

      #
    • Tere
      Tere Responder 3 enero, 2016 at 9:07 pm

      ¡Patricia!
      ¿Pero tú sabes lo mucho que este comentario significa para nosotras? Eres la primera persona en escribir y en confirmar que nuestro sueño tiene sentido, y tiene apoyo, y ¡te lo agradecemos de todo corazón!
      Me alegro muchísimo de que tu proyecto siga la ruta que habías trazado, y que te encuentres ya en fase de crecimiento, ¡felicidades! Ya sabes que cualquier cosa que necesites, puedes contar con nuestras ideas y sugerencias,
      Un fuerte abrazo y que el 2016 te traiga mucha felicidad, salud y muchos clientes (de los buenos).
      Un beso, Tere

      #
  2. Avatar
    Superviviente trabajando en casa Responder 1 diciembre, 2016 at 12:19 pm

    Excelente realidad sobre el trabajo en casa. Yo siempre digo que trabajo en casa no es trabajo de andar por casa y para conseguir trabajar desde casa se necesita mucha autodisciplina y mucha dedicación. Yo a las 6:00 no, pero sobre las 8:00 ya estoy en pie. Lo bueno es que por mi trabajo igual no me interrumpen tanto como a ti con llamadas o reuniones, así que eso que me ahorro y aprovecho para descansar.

    Excelente post.

    #
    • Ros
      Ros Responder 2 diciembre, 2016 at 8:46 am

      Muchas gracias por tu comentario! Efectivamente, trabajar en casa exige mucha disciplina y la capacidad de automotivarse día a día. Parece que ambas lo estamos consiguiendo ;) Un abrazo!

      #
  3. Avatar
    Inmaculada Martín Responder 29 julio, 2018 at 11:06 am

    Saludos

    Yo llevo unos años trabajando mucho en casa
    Pero hasta que no He tenido un cliente con plazos y visitas semanales a los trabajos… ahí empecé a marcar horarios y a cumplir con empezar el día como si yo también saliera a una oficina
    El.cambio ha venido obligado desde fuera pero estaba gestándose desde dentro
    Gracias por explicar cómo nos sentimos

    #

Trackbacks/Pingbacks

  1. Lo que debes saber antes de trabajar en casa (y... - 9 enero, 2016

    […] ¿Quieres saber si trabajar en casa está hecho para ti? Aquí tienes las respuestas. Puede ser un auténtico paraíso o un rotundo fracaso. Depende de ti.  […]

Deja una respuesta


También te puede interesar...