Top Menu

6 técnicas infalibles para superar los días de agobio

6 técnicas infalibles para superar los días de agobio

Por Ros

Publicado en | Tags : , , ,

 

Hace algo más de dos años colapsé.

Llevaba varios meses trabajando una media de 12 horas al día. Y eso incluía los fines de semana.

Mi primer negocio digital estaba despegando, en un sector completamente nuevo para mí, y la situación de partida era de 0 contactos, 0 clientes y 0 euros.

Imagínate: 0-0-0.

Aparentemente, el panorama era poco esperanzador.

Todo lo que tenía era tiempo. Y nada me parecía suficiente.

Sentía que siempre había “algo más” que podía hacer:

  • Leer cientos de artículos de los profesionales a los que admiraba.
  • Contactar con otros profesionales y empresas.
  • Planificar campañas de publicidad.
  • Crear contenidos para el blog.
  • Hacer seguimiento de las propuestas ya presentadas.
  • Etc., etc., etc…

Y así pasaban los días.

Cada uno de ellos era diferente al anterior.

Aunque ahora sé que estaba viviendo mi particular Día de la Marmota.

 

 

Llegó un momento en el que no podía frenar mi nivel de actividad.

Literalmente.

Me sentía incapaz de hacer algo diferente.

Me sentía culpable si me tomaba una tarde libre.

Y dedicar algo de tiempo a cuidarme, descansar, o mirar las musarañas, me parecía algo completamente innecesario.

Meeeeeec, ¡error!

Afortunadamente, y después de algunas señales de alerta, empecé a “obligarme” a descansar.

Fue algo progresivo.

Al principio fueron un par de horas libres. Después una tarde.

Y, a día de hoy, mi actividad se detiene el viernes a las 15:00 y se retoma el lunes por la mañana.

¿Sabías que #40yqué surgió en una reflexión de domingo, mientras descansaba plácidamente, mirando al Mediterráneo?

Y es que… las mejores ideas surgen cuando no estamos trabajando ;)

 

Cómo vencer la sensación de agobio (y que no te paralice).

Aunque te hablo desde la experiencia de emprender a los 40, sé que también puedes encontrarte en otras situaciones.

Esa sensación de agobio asoma cuando estás “luchando” por un merecido y soñado ascenso.

O cuando te planteas dejar tu trabajo actual y te aterra dar el paso por la incertidumbre que viene después.

O cuando tienes un negocio propio que no funciona muy bien últimamente.

En todos los casos, llegamos al mismo punto.

Y no te afecta solo a ti.

Tú lo notas, y las personas de tu entorno personal y profesional también, por lo que tus relaciones empiezan a deteriorarse :(

El agobio no es un juego, aunque creas que es una simple y natural “preocupación”.

Tu problema real empieza cuando se alteran tus rutinas diarias de sueño, descuidas tu alimentación (mermando tus capacidades y habilidades), y el cansancio se adueña de tu vida, restándote productividad y eficacia.

Todo empeora cuando tú no estás al 100%, ni física ni mentalmente.

Y eso no te lo puedes permitir.

Por eso quiero compartir contigo estas 6 técnicas, que te devolverán el ánimo inmediatamente.

Eso sí, debes comprometerte a dejar de lado los problemas durante unos minutos y concentrarte en lo que vas a hacer.

Tómalo como tu momento para “recargar pilas” y empezar de nuevo con más ánimo y fuerza que nunca.

Es tu momento de reconexión contigo misma.

 

1. Relájate (a tu manera).

Suena básico. Lo sé.

Pero NECESARIO.

Elige la opción que mejor te funcione.

Ya sean técnicas de relajación, meditación, mindfulness, yoga o escuchar música relajante…

Tómate tu tiempo y escapa a tu zona de relajación (aunque sean 10 minutos cada día).

Verás como piensas mejor después de tu momento de relax.

 

2. Ejercítate (como tú quieras).

Fácil, económico y saludable.

Con dedicar 20-30 minutos al día es suficiente, y los beneficios son muchos.

¿No te gusta ir al gimnasio o te da pereza hacerlo sola? Busca compañía (tu iPod también vale :P)

Solo con que salgas a caminar por el parque, te distraerás del ajetreo diario, la actividad física oxigenará tu cerebro y te hará pensar mejor.

Cuidas tu salud, te ves mejor y te deshaces de tu agobio de un plumazo.

 

3. Cuídate (porque tú lo vales).

Sí, aunque parezca increíble, cuando te cuidas el riesgo de padecer ansiedad y agobio disminuye notablemente.

No comas a deshoras aunque tengas que sacar adelante trabajo atrasado, organiza tu tiempo y cuida tus hábitos alimenticios.

Y respeta tus momentos de descanso.

Recuerda que si tienes un estilo de vida poco saludable, no rindes igual.

TÚ eres la persona más importante.

Trátate como tal.

Además, dedicarte unos minutos al día es como cuidar la gran inversión productiva que eres.

Quiérete y cuídate.

Reserva cita con tu fisioterapeuta, para que cuide tu cuello y tu espalda (eso me recuerda que tengo que ir… ejem…), ve a la peluquería a ponerte guapa, o a hacerte la manicura.

O planifica un día en ese spa urbano que tanto te gusta.

Porque tú lo vales.

 

 

4. Háblate bien a ti misma (no seas cruel).

Demasiadas veces somos crueles con nosotras mismas.

Y nos hablamos mal.

Nos decimos cosas que jamás permitiríamos que otras personas nos dijeran.

¿Sí o no?

Pensamientos del tipo:

  • “Yo no valgo para esto”.
  • “Qué torpe soy…”
  • “Seguro que no me aceptan esta propuesta…”
  • “No puedo conseguir X”
  • “No soy capaz de hacer Y”
  • “Vaya pintas que llevo hoy. Estoy fatal…”

Basta.

No puedes hablarte así. Ni debes.

Empieza a cambiar tus mensajes negativos por mensajes positivos.

Háblate con todo el cariño del mundo.

Sé comprensiva contigo misma.

Verás como en los momentos de agobio, una palabra o una frase positiva, te hacen ver las cosas de otro color.

 

5. Acepta la incertidumbre y los cambios (son inevitables).

La incertidumbre es parte de la vida.

Y el cambio, también.

Acéptalo.

No tiene sentido preocuparse por las cosas que escapan a tu control.

Y muchas de ellas, escapan.

Así que sé práctica.

No te pre-ocupes. Ocúpate.

No anticipes acontecimientos. Actúa cuando corresponda.

 

6. Sube el volumen y dile adiós a tu agobio a buen ritmo ;)

Y, para terminar, let’s dance, girls!

Pues eso. Elige tu música favorita. Esa que te hace bailar como una loca.

Ya sean las Spice Girls (recordando los 90) o la última de Beyoncé.

Crea tu propia lista “Bye, Bye agobios” en Spotify y dale caña siempre que lo necesites.

Verás como esas canciones alejan los nubarrones de tu mente.

Ahora cuéntame, ¿has vivido situaciones de agobio extremo? ¿Cuál es tu mejor truco para superarlo?

 

*Si quieres dar un paso más en tu proceso de reinvención y comenzar a crear tu Plan B, descubre los primeros pasos aquí.

Sobre Ros

Dicen que su capacidad para desarrollar un concepto de la nada y transformarlo en un negocio triunfador, es única. Nacida para emprender, Ros se lanza a cada proyecto siempre con una sonrisa, porque está convencida de que en esta vida hay que hacer las cosas con ilusión, buen humor (el suyo, dicen que es algo inglés), y respeto por los demás. Le fascina Internet porque tiene el "superpoder" de acercar el conocimiento y las personas entre sí como nada ni nadie. No cree en las distancias, y está convencida de que uno puede sentirse cerca de quien quiera, esté donde esté. La aventura de la Re-invención a los 40 le está resultando súper emocionante. Y quiere más.

¿Te ha gustado? Compártelo ;)

19 reflexiones en 6 técnicas infalibles para superar los días de agobio

  1. Avatar
    Ana Responder 10 junio, 2016 at 2:50 pm

    Hola! Os acabo de encontrar y me está encantando la web.
    Yo creo que lo que más agobia es el entorno que no entiende que no quieras salir, que no puedas, que quieras estar en tu casa delante de tu ordenador sacando adelante tu negocio y tu vida.
    Descansando saliendo a la terraza o al jardín pero que no necesitas ni quieres salir a meterte en un sitio lleno de gente, aunque lleves meses sin ver a tus sobrinos y ellos quieran verte. Como tú dices nosotras somos nuestra mejor inversión y lo siento pero no tenemos que contentar a los demás. Y no es egoísmo querer estar bien, es obligación.
    En fin que no es fácil pero si el resto del mundo no intentara dirigirnos, lo sería mucho más

    #
    • Ros
      Ros Responder 13 junio, 2016 at 6:12 pm

      Hola Ana! Muchas gracias por tus palabras y… ¡bienvenida! Efectivamente, ese sentimiento de incomprensión y soledad es muy frecuente entre los emprendedores. Por eso es muy interesante mantener contacto con profesionales en tu misma situación. Internet nos lo pone muy fácil! Y sí, muchas veces damos prioridad a millones de cosas y olvidamos que si nosotras no estamos al 100%, nada puede funcionar bien, ni en lo profesional ni en lo personal. Un abrazo!

      #
  2. Avatar
    Laura Responder 11 junio, 2016 at 6:01 pm

    Este post viene como anillo al dedo ya que estas últimas semanas, y especialmente la semana laboral que terminó ayer, fueron demoledoras. Por varias razones. Problemas en el trabajo (no sé si me dejan en mi puesto o me pasan a otro), demasiadas tareas (se jubiló una persona y ahora estoy haciendo lo mío y lo de ella). fechas límite que cumplir (viene una visita muy importante y hay que organizar eventos, confeccionar las listas de invitados, enviar las invitaciones y mil cosas más), varias traducciones que tengo en cartera (¡agradecida por eso!), manejar mis redes sociales… más mis cosas privadas de las que también tengo que ocuparme (entre ellas, organizar mi cumple la semana que viene).
    ¡Muy útiles los consejos!
    Ayer a la tarde, saqué de mi colección de CD un disco de The Zombies (un grupo inglés de los 60 que me encanta y hacía rato no escuchaba) y, aprovechando que no había nadie en casa, me puse a bailar como cuando era adolescente. Como si nadie me mirara (bueno, nadie me veía excepto mi perra, que no cuenta nada). Me sentí energizada y, tal vez por hacer algo que hacía de chica, rejuvenecida. Me pasé el resto del día cantando esas canciones que recuperé del estante.

    #
    • Ros
      Ros Responder 13 junio, 2016 at 6:26 pm

      ¡Qué bueno, Laura! La música tiene un poder extraordinario. A mí también me funciona muy bien cantar “a grito pelao” (siempre sin testigos :P). Y en esos momentos, disfrutando de cosas sencillas y cotidianas, dejamos de lado el agobio :) Un abrazo!

      #
  3. Avatar
    Carmen Andreu Sanchez Responder 12 junio, 2016 at 10:06 am

    Madre mía! acabo de encontrarte de casualidad, entre muñecas y dibujos de pepa pig (desde las 7.30 de la mañana). Intento echar un ojo a la tablet y hoy aparece este post que me ha reconciliado con la vida ?. Yo comencé hace meses con ese agobio y aún no he conseguido sacudirmelo de encima. Mamá de dos niños, cuarenta y tres primaveras y dieciséis como empresaria de éxito. Pues bien, a mi negocio también le tocó la crisis y de muerte, tuve que echar el cierre, y no puedo describir con palabras la sensación de fracaso, de incertidumbre, las preguntas. Cuarenta años y ahora que? Como empiezo de nuevo? Después de unos días de absoluta pasividad mental las ideas vuelven a aparecer pero de forma completamente enmarañada, sin sentido, me siento aún como una veleta, necesito apuntar en una dirección y empezar a navegar y creo que este blog me va ayudar mucho mucho. GRACIAS!!!

    #
    • Ros
      Ros Responder 13 junio, 2016 at 6:31 pm

      Hola Carmen! Me alegro mucho de que nuestros caminos se hayan cruzado :) Entiendo muy bien la situación que me comentas porque la he vivido en primera persona y te envío toda mi energía y mi apoyo. Espero que los contenidos que encontrarás en el blog te ayuden a poner orden en tus ideas y reinventarte con éxito. Seguimos en contacto! Un abrazo.

      #
  4. Avatar
    mario alberto mendez Responder 13 junio, 2016 at 1:30 pm

    Gracias Ros, por darnos unas tecnicas tan sencillas y al mismo tiempo tan valiosas
    que nos ayudan a tranquilizarnos y aceptar de la mejor manera lo que nos toque vivir
    cada dia, si tenemos un minuto para regalarnos a nosotros mismos, siempre podremos
    estar bien con nosotros mismos y con quienes nos rodean.
    un abrazo

    #
    • Ros
      Ros Responder 13 junio, 2016 at 6:34 pm

      Gracias a ti, Alberto! Así es. Invertir en nosotros mismos es fundamental para poder prosperar en nuestros negocios y ser felices en nuestro ámbito personal. Muchas veces se nos olvida, pero hay que hacer un esfuerzo por recordarlo cada día. Un abrazo!

      #
  5. Avatar
    Mari Luz Iñarra Responder 20 junio, 2016 at 12:07 pm

    Gracias Ros por tu post! tenía pendiente de leerlo, y ahora lo he hecho. Cuando hablabas de que trabajabas continuamente, me he visto reflejada. Llevo mucho tiempo haciendo la tercera jornada. Esto es, veo que siempre hay demasiadas cosas a las que no llego por el día, y a eso de las 11 de la noche comienza mi última jornada de trabajo delante del ordenador, y me pueden dar las 2, o las 3… a veces. Y, claro, me levanto a las 7:00 para llevar a mis hijos al cole. Ha llegado un momento que mi cabeza ha dicho basta y ya no soy capaz de encender el ordenador por la noche. Pero me come la culpabilidad porque hay millones de cosas que hacer. Yo soy autonóma, y me da la sensación de no terminar nunca.

    #
    • Ros
      Ros Responder 20 junio, 2016 at 1:40 pm

      Hola Mari Luz! Te entiendo perfectamente porque también lo he vivido. Sin embargo, aunque ahora mismo te parezca sorprendente, necesitas “alejarte” de tu negocio para poder prosperar. Cuando estamos cansadas, agotadas, ¡exhaustas!, nuestra mente se bloquea y la creatividad también :( Analiza tus “agujeros de tiempo”, elimina distracciones, establece prioridades y mantén tu foco en la meta que quieres alcanzar. E introduce el descanso de manera paulatina. Verás lo bien que te sienta ;) Un abrazo! Ros

      #
  6. Charo Alcaraz
    Charo Alcaraz Responder 20 diciembre, 2017 at 12:11 am

    Hola Ros!!! Precisamente hoy me viene genial este post. En mi etapa de emprendimiento ( poco más de un año) ahora estoy pasando por un bache que me tiene un poco chof: clientes que no valoran tu trabajo, alianzas con compañeros que no resultan como esperabas, decisiones que cuesta trabajo tomar. Tus recomendaciones las voy a tomar al pie de la letra, este nuevo año cambió el chip y doy rumbo nuevo a mi proyecto!

    Gracias!!!

    #
    • Ros
      Ros Responder 20 diciembre, 2017 at 12:18 am

      Hola Charo! Ainssssss, siento que estés atravesando ese bache pero estoy convencida de que saldrás fortalecida de él. Es inevitable atravesar momentos “menos dulces”, pero también es muy interesante analizarlos desde un punto de vista objetivo y ver qué podemos mejorar para conseguir resultados distintos. Mucho ánimo y fuerza para seguir adelante. Vamos a por todas en 2018!!!! Un besazo.

      #
  7. Avatar
    Estrella Rodriguez Responder 19 marzo, 2018 at 4:34 pm

    Que bueno y alentador saber q esta sensación no conoce nacionalidades ?!
    Soy de Argentina. y un clasico…mujer de 40 recien estrenados q se cansó de trabajar en “mientras tanto..” y q su pequeño retoño empezó a desplegar sus alitas..asi q encontrandome ante un panorama nuevo decidí empezar la universidad.
    Y la verdad q me siento super agobiada, mi cuerpo expresando ese malestar con cansancio y migraña. Y yo preguntándome por qué no me quedé donde estaba, comoda y sin “alteraciones”…En fin..las leo y veo q debe ser el miedo a las incertidumbres, a lo no “seguro”..Pero aunque cueste voy a seguir. Gracias x el post.

    #
    • Ros
      Ros Responder 19 marzo, 2018 at 9:31 pm

      Hola Estrella! Muchas gracias por tu mensaje y, ante todo, ¡enhorabuena por ser tan valiente y volver a la Universidad a tus 40, ¿y qué?! ;) Los cambios, el miedo y la incertidumbre generan agobio, es natural, y es la manera que tiene tu cuerpo de reaccionar ante el estrés. Confío en que los consejos te hayan resultado útiles y te animo a leer este otro post: https://rosm.sg-host.com/como-superar-soledad-de-la-emprendedora/ Te envío un súper abrazo y toda mi energía desde España! Ros

      #
  8. Avatar
    Norna Responder 2 abril, 2018 at 5:53 pm

    Hla me siento muy agobiada vivo con tres hombre vivo trabajando en la casa .tengo mi nieto q es muy pegado ami me siento bien con el solo k no puedo salir avese me siento muy cansada gorda no puedo dormir me aparesen tdo los dolores.q debo hcer

    #
    • Ros
      Ros Responder 2 abril, 2018 at 6:14 pm

      Hola Norma. Gracias por participar en el blog. Lamento que te sientas tan cansada. Es importante que tu familia y tú misma toméis conciencia de que tu descanso y tu salud son una prioridad. Si tú no descansas, duermes bien y recargas tu energía, tu cuerpo comenzará a “quejarse” con cansancio, dolor, estrés, e incluso, puedes enfermar. Cuidar de los demás es muy importante, pero no podrás hacerlo si no te cuidas bien a ti misma. Comienza por dedicar media hora cada día a algo que realmente disfrutes (leer, pasear, cuidarte las manos y la piel, etc.) y limita el consumo de TV para poder ir antes a dormir. Son pequeños pasos con los que comenzarás a notar resultados. ¿Pruebas y me cuentas cómo te va? Un abrazo!

      #
  9. Avatar
    Carolina Responder 6 julio, 2018 at 5:05 pm

    Hola! Soy de Chile y encontré esta lectura, buscando como superar el agobio.
    Te agradezco tanto poder compartir esto, muchas veces te encuentras basura en Internet y leer cosas útiles y que te hagan sentido, es un tesoro.
    Te deseo lo mejor del mundo y espero que muchas mas personas, iluminen su ampolleta con los tips que das.
    Cuesta tanto entender que para avanzar en la vida, lo primero es ver que tu estés bien…. un abrazo!!

    #
  10. Avatar
    Genma de maria Responder 25 octubre, 2018 at 9:24 am

    Me gustaría hacer esta formacion

    #
  11. Avatar
    Ana sosa Responder 1 mayo, 2020 at 9:03 pm

    Hoka buenas tardes.me siento agobiada con ganas de llorar. Me reitegre del trabajo hace una semana y ya me siento así..estaba en el seguro de paro. Y no quería volver para esto hice 2 cursos de belleza para comenzar mi emprendimiento pero surgió todo esto del covi-19

    #

Deja una respuesta


También te puede interesar...